Rechazo de CROEM a la decisión de la ministra de dejar sin agua a los regadíos del sureste

La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM) muestra su rechazo más rotundo a la decisión tomada en el día de ayer por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, de autorizar un trasvase de agua del Tajo-Segura solo destinado a consumo humano.

La ministra ha desoído así una vez más la propuesta de la Comisión Técnica de Explotación del Trasvase, que consideraba viable el envío de casi 20 hectómetros cúbicos para este mes. Y, lo que es más grave, ha ligado su decisión, de manera irresponsable, a la influencia del regadío del Campo de Cartagena en la situación que padece hoy el Mar Menor.

La ministra desatiende los criterios técnicos y actúa siguiendo directrices puramente políticas que ignoran la situación real de la Cuenca del Segura, que sin esas aportaciones externas no puede satisfacer las demandas de agua del regadío de las provincias de Alicante, Murcia y Almería.

El deterioro del Mar Menor es un tema que nos preocupa a todos y esta confederación ha exigido un trabajo conjunto, tanto en lo público como en lo privado, para paliar una situación que degrada el entorno natural de esta región y afecta a la actividad socioeconómica de la zona. Pero utilizar el Mar Menor como argumento para justificar la negación del trasvase para regadío es premeditadamente malintencionado y demuestra además un profundo desconocimiento de la ministra, ya que liga la situación del Mar Menor con zonas cultivadas muy alejadas de esa zona y, por tanto, nada les afecta.

Esta confederación apoya las decisiones adoptadas por el Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura y se sumará a cuantas iniciativas y movilizaciones lleve a cabo el sector agroalimentario para reivindicar una infraestructura vital para la supervivencia del regadío del sureste, en particular de la Región de Murcia.

La continuidad del trasvase no es una cuestión que afecte exclusivamente a agricultores y regantes, sino que es trasversal a la economía murciana. Nuestro tejido productivo en su totalidad se ve afectado de manera importante por una decisión tan irresponsable que, desgraciadamente, desvela la intención del Gobierno de España de menoscabar una infraestructura estratégica para la Región de Murcia.

2019-12-18T12:21:33+01:00 18/12/2019|
X