La vacunación y la aligeración de las restricciones aceleran la recuperación económica regional

Durante el segundo trimestre de 2021 se ha profundizado en el proceso de recuperación de la actividad económica, con una velocidad superior incluso a la inicialmente esperada. Así lo constata el Boletín de Coyuntura Económica de CROEM, que realiza un análisis exhaustivo y riguroso del comportamiento de la economía y la empresa entre marzo y junio de la presente anualidad.

El documento, realizado por el Departamento de Economía de CROEM, subraya que la buena dinámica se justifica por el intenso ritmo de vacunación alcanzado a partir de mayo, que ha permitido unas mayores tasas de inmunización colectiva. “Por una parte, ello ha tenido un impacto directo en los niveles de confianza de consumidores y empresarios, con la consiguiente mejora de las expectativas y la revitalización del consumo. Por otra, ha permitido ir aligerando progresivamente las restricciones de movilidad y de actividad económica, con consecuencias beneficiosas para el desempeño de muchos negocios”, se señala.

Al mismo tiempo, el Boletín de Coyuntura recuerda que aún existen incertidumbres “habida cuenta de las continuas recaídas que se traducen en repuntes de los contagios que obligan a nuevas medidas de distanciamiento social”. El hecho de que estemos ahora mismo inmersos en la quinta ola de la pandemia mantiene las alertas encendidas, ya que esto “supone un obstáculo para la recuperación de algunos sectores que ya se encontraban entre los más perjudicados en el último año y medio. El más ilustrativo, aunque no el único, es el asociado a la hostelería y el turismo”, indica el Boletín.

Entre las acciones futuras a desarrollar, desde la confederación se apunta a la protección de la salud de los ciudadanos como factor principal, pero también a garantizar el desarrollo de la actividad económica respetando aquellas normas sanitarias que eviten la propagación del virus, al tiempo que se promueven ayudas a empresas viables que se hayan visto más afectadas por causas sobrevenidas y de las que no son responsables. En el buen camino se enmarcan las líneas aprobadas recientemente por el Gobierno regional y los fondos europeos -que posiblemente comenzarán a llegar antes de que finalice el año- pero desde CROEM se propone que existan más medidas adoptadas de manera coordinada en todos los niveles de administración y que lleguen con la mayor rapidez y agilidad a los destinatarios finales.