CROEM valora las medidas del Gobierno, pero echa en falta otras demandas empresariales

CROEM considera que la salud pública es la prioridad absoluta. Por ello muestra solidaridad con las familias afectadas, y traslada el apoyo a trabajadores y empresas, por la implicación excepcional que están mostrando.

En todo caso, hay que considerar que la pandemia de coronavirus tendrá un notable impacto negativo en la economía. En particular, como señala Raymond Torres (Funcas), los principales riesgos potenciales que se afrontan son el posible cierre de empresas rentables pero con problemas de liquidez por la pandemia, la amenaza de una cascada de reducciones de plantilla, y un deterioro de las expectativas.

En consecuencia, el objetivo de las actuaciones económicas debería ser:

  • Flexibilidad para el sector privado con el objetivo de defender la actividad empresarial y, con ello, el empleo de los trabajadores.
  • Protección de la actividad de grandes empresas, pymes, micropymes y autónomos, ya que se trata de un problema transversal y todas ellas, independientemente del sector en el que ejerzan su actividad, se están viendo afectadas por la pandemia.
  • Refuerzo de la confianza de los agentes a medio plazo, para evitar que una crisis de carácter coyuntural (aunque temporalmente indefinida) termine transformándose en una recesión persistente a largo plazo, para lo que se requiere una adecuada coordinación de los distintos niveles de la Administración Pública.

En este sentido, debe tenerse en cuenta que se afronta –como así ha señalado el Presidente del Gobierno- una crisis dinámica, que se va transformando con el paso del tiempo, y que casi con total seguridad llevará a ir adoptando progresivamente nuevas medidas para adaptarse a esa realidad cambiante.

Por ello, CROEM quiere expresar su apoyo tanto al Gobierno de España como al de la Región de Murcia por las medidas adoptadas o anunciadas, a falta de disponer de confirmación y detalle oficial de las mismas, que permitan una valoración más completa.

Como valoración provisional tras la comparecencia de Pedro Sánchez esta misma tarde, y de confirmarse las actuaciones anunciadas, se trataría de una batería importante pero no ambiciosa, porque no recoge todas las demandas empresariales. Partiendo de la base de que cualquier medida, por excepcional que parezca, puede resultar insuficiente en un escenario tan cambiante. Por ello, sería deseable que en un margen de tiempo prudencial se adopten todas las propuestas que han realizado las Organizaciones Empresariales CEOE-CEPYME/CROEM, a efectos de mantener la actividad y seguir protegiendo el empleo al máximo.

Con todo, la confederación regional concluye que la valoración global es positiva, si bien se echan de menos otra serie demandas del sector empresarial, sobre todo en materia de bonificaciones o exenciones adicionales. También que las Administraciones Públicas abonen de inmediato las facturas pendientes y las que reciban a sus proveedores, incluso sin agotar los plazos que fija la ley. Esto significará una ayuda económica adicional para la actividad de las empresas.

De igual forma, para esta confederación debería haberse aplicado la exoneración de la Seguridad Social al segmento de los autónomos, porque no hacerlo complica la subsistencia de muchos de ellos.

CROEM reitera finalmente el apoyo y la colaboración desde el ámbito empresarial al conjunto de la sociedad y reitera que será necesario seguir implementando nuevas medidas en los próximos días en función de las nuevas necesidades, con el objetivo de retornar a la normalidad cuanto antes.

2020-03-17T20:36:56+01:00 17/03/2020|
X