El presidente de CROEM, José Mª Albarracín y se secretario general, Ramón Avilés, se han reunido esta mañana con directivos de la línea de alta velocidad OUIGO para conocer las previsiones de operatividad de la compañía en los próximos meses en la Región de Murcia.


Al encuentro asistieron Federico Pareja, director Comercial y Marketing de Ouigo y Francisco Martín, director de Recursos Humanos e IT de la misma.

La marca de alta velocidad low cost de origen francés comenzó a operar en España en marzo de 2021 y actualmente está disponible en 10 ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Tarragona, Alicante, Albacete, Valladolid, Segovia y Cuenca.

  • Las tres Comunidades Autónomas juntas representan el 32% de la población española y suponen el 25% del PIB nacional.
  • En suma, el tejido productivo de las tres regiones se acerca al millón de empresas, que exportan por valor de 90.000 millones de euros al año; más de una tercera parte de las exportaciones nacionales.

Las organizaciones empresariales de Comunitat Valenciana, Región de Murcia y Andalucía, CEV, CROEM y CEA, reforzaron hoy en Murcia su alianza en la reivindicación de tres cuestiones fundamentales: la financiación autonómica, la mejora de las infraestructuras y el déficit hídrico.

José M.ª Albarracín, presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM); Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV); y Javier González de Lara, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), junto a José Cano, vicepresidente de CEA y al frente también de ASEMPAL, la Asociación Empresarial de la Provincia de Almería, se reunieron  en la sede de la confederación regional murciana para analizar la situación actual en torno a estas tres cuestiones y valorar futuras actuaciones conjuntas.

En este sentido, el presidente de CROEM pidió que en esta legislatura “se afronten por fin la reforma de la financiación autonómica, porque la Región de Murcia es una de las peores tratadas, y un Pacto Nacional del Agua que corrija los desequilibrios entre la España húmeda y la España seca”.  Para Albarracín, “es prioritaria también la ejecución, sin más demoras, del Corredor Mediterráneo, proyecto estratégico para los tres territorios, y el tercer carril de la A-7 entre Murcia y la Comunitat Valenciana, saturada de vehículos particulares y de tráfico pesado”.  El presidente de CROEM recordó además que la región está pendiente de la tramitación de la nueva dársena de El Gorguel en el Puerto de Cartagena, “otro proyecto irrenunciable por lo que supondrá en términos de riqueza y empleo para la región y para el conjunto de España”.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara afirmó: “Siempre en el marco del diálogo, desde la lealtad institucional y con la vocación de alcanzar consensos, los empresarios andaluces unimos nuestra voz a las de CROEM y CEV para subrayar que no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos. Alejemos las ideologías del necesario debate sobre la Financiación Autonómica, hoy injusta; y de cuestiones claves, como las infraestructuras o la gestión del Agua. Esta “alianza mediterránea” entre CEV, CROEM y CEA emana de una parte esencial de la sociedad civil: el tejido empresarial, el generador del empleo. Nuestra mano tendida a las Administraciones para superar los agravios a tres regiones estratégicas para el crecimiento de España”.

Así, el líder de los empresarios andaluces enfatizó: “Europa comienza en Algeciras (Cádiz). El suyo y el de Valencia son los dos puertos mercantes más importantes de nuestro país. Urge un desarrollo pleno, que respete lo comprometido, del Corredor Mediterráneo. La movilidad y la logística están siendo grandes damnificadas de una política inversora discriminatoria. Del mismo modo que una gestión innovadora y audaz de la sequía, como problema estructural que no coyuntural, exige que se eleve a cuestión de Estado, muy ligada al desarrollo sostenible de nuestras economías y a la transición energética”.

En el mismo sentido, el presidente de CEV, Salvador Navarro, aseguró que dos de las causas que están contribuyendo a generar mayores desigualdades entre territorios y “que tanto parecen preocupar al Gobierno” son el actual sistema de financiación autonómico y la asignación de caudales en la planificación hidrológica. Al respecto afirmó que ambas tienen solución: el cambio de modelo, caducado desde 20214, y una mejor redistribución del agua, basada en un plan nacional que responda a criterios técnicos. “En ambos casos, se necesita que los principales partidos se pongan de acuerdo”, aseguró. En el mismo sentido, se refirió a la nueva cuota de solidaridad que impulsa el Gobierno en otros ámbitos y que, en opinión de Navarro, “nos vendría muy bien, pero aplicada a la financiación y el agua”.

Los presidentes territoriales, que estuvieron acompañados de sus secretarios generales, pusieron además en común las inquietudes del mundo de la empresa y la preocupación que comparten por la situación del diálogo social.

Comunitat Valenciana, Región de Murcia y Andalucía conforman el 32% de la población total española y suman el 25% del PIB nacional. En conjunto, el tejido productivo de las tres regiones se acerca al millón de empresas, que exportan por valor de 90.000 millones de euros al año; es decir, más de la tercera parte de las exportaciones nacionales. En suma, dan empleo a 6,4 millones de personas.

Los presidentes de las organizaciones empresariales valenciana, murciana y andaluza subrayaron que estos datos “tienen la suficiente fuerza y son claramente representativos” de la incidencia de los problemas que comparten los tres territorios en el escenario nacional. Por ello, insistieron en la necesidad de una reforma urgente del Sistema de Financiación Autonómica, que solucione las tensiones actuales y la discriminación percibida en estas tres Comunidades. Una reforma, expresaron, que posibilite una respuesta en igualdad a las necesidades de los ciudadanos en todos los territorios de España.

Para CEA, CROEM y CEV, son imprescindibles y complementarios el esfuerzo y el compromiso de las Administraciones autonómicas y las acciones del Gobierno central, que tiene competencias de inversión en infraestructuras estratégicas como el mencionado Corredor del Mediterráneo. Los severos retrasos del proyecto están impidiendo la conexión intermodal con el sistema portuario en tres regiones que superan los 1.700 kilómetros de costa y albergan 11 de las 48 Autoridades Portuarias del país.

Sobre el alto estrés hídrico que aqueja a las tres Comunidades, tanto CEA como CROEM y CEV comparten que la gestión del agua trasciende los marcos regionales y que exige “una respuesta como país”. Al encuentro empresarial asistieron el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, junto al consejero de Economía, Hacienda y Empresa, Luis Marín.

DECLARACIONES:

José María Albarracín. Presidente CROEM

Javier González de Lara. Presidente CEA

Salvador Navarro. Presidente CEV

La inflación experimentó una intensa moderación en la Región de Murcia durante el mes de febrero. En concreto, la variación interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en el 2,8%, la misma que se alcanza en el conjunto del país. Esta cifra es ocho décimas inferior a la de enero, lo que sitúa a Murcia en el grupo de Comunidades Autónomas que experimentan una desaceleración más acentuada de la inflación, dado que en España el descenso es de seis décimas.


Esta evolución ha sido posible gracias a que la mayoría de los grupos que componen el IPC alcanzaron tasas más contenidas que en meses anteriores (nueve de doce). Destaca, en primer lugar, el abaratamiento de los gastos asociados a Vivienda (-1,6%, frente al +2,9% de enero), en especial de Electricidad, gas y otros combustibles (-9,4%). Y, en segundo, el comportamiento más equilibrado del grupo de Alimentos, cuya variación, aunque todavía elevada (+4,9%), es la menor desde enero de 2022. Entre los restantes grupos, las variaciones más elevadas corresponden a Hoteles, cafés y restaurantes (+4,9%), y Bebidas alcohólicas y tabaco (+4,1%), en tanto las más reducidas son las de Comunicaciones (+0,3%), Vestido y calzado (+0,5%), y Menaje (+0,5%).


Si se excluyen del cálculo los elementos más volátiles, como alimentos no elaborados y energía, se aprecia que la denominada inflación subyacente también sigue una senda descendente, pues alcanza el 3,4%, cuatro décimas menos que la mensualidad anterior, y una décima menos que la nacional.


En definitiva, tras la aceleración de enero, la inflación de la Región de Murcia retoma en febrero la dinámica bajista que se venía experimentando desde octubre, favorecida por la moderación de los precios alimentarios y de la electricidad. En este sentido, las expectativas actuales apuntan a una estabilización de la inflación en valores inferiores a los que se han alcanzado en el pasado reciente, dado que la mayor parte de grupos se sitúan en una banda moderada, entre el 2% y el 4%. Aunque todo dependerá, en buena parte, de las fluctuaciones que pueda ocasionar la volatibilidad del componente energético.

El mercado laboral murciano registró en febrero un balance más favorable de lo habitual, dado que el descenso del paro vino acompañado de una fuerte creación de empleo, como se desprende de las estadísticas de los Ministerios competentes en materia laboral.

En particular, en el último día del mes se contabilizaron 84.547 parados inscritos en las oficinas públicas de empleo, 418 menos que en el mes anterior (-0,5%). Se trata del primer descenso en un mes de febrero desde 2020, y además resulta más acusado que en el ámbito nacional (-0,3%).  En términos anuales, se contabilizan 9.193 parados menos que en febrero de 2023, que en términos relativos representa una caída del 9,8%, la tercera más intensa de las distintas Comunidades Autónomas, donde en promedio se alcanza un -5,2%. De hecho, no se alcanzaba tal ritmo de caída anual del desempleo desde julio de 2022.  

Todos los sectores registraron una evolución favorable respecto a enero, aunque destacan, por este orden, Servicios (-410), Agricultura (-115, favorecido por el inicio de la campaña de invierno), Construcción (-111), e Industria (-67). En cambio, repuntó el desempleo en el colectivo sin empleo anterior (+285). Por edad y sexo, se vieron más beneficiados tanto hombres (-230) como mujeres (-188), especialmente mayores de 25 (-677, frente a +259 en quienes no llegan a esa edad).

Por el lado de la ocupación, las cifras se han situado en valores prepandemia, con valores por encima de la media de los últimos 10 años en un mes de febrero (5.350), hasta alcanzar los 6.578 trabajadores más en alta en la Seguridad Social, es decir, un +1,0% en términos relativos, el doble de la media nacional (+0,5%), y más del doble de la subida de febrero de 2023 (+2.300). En términos anuales la afiliación creció en 19.633 personas respecto a febrero de 2024, lo que supone un +3,1% en términos relativos, seis décimas más que en enero (+2,5%), y cuatro décimas más que la española (+2,7%).

      Si se atiende a la contratación, en febrero se formalizaron 43.711 nuevos contratos laborales (un 4,68% más que un año antes), de los que 25.885 fueron indefinidos, hasta alcanzar el 59,22% del total. De esta manera, la Región de Murcia vuelve a obtener el segundo mayor porcentaje de contratación indefinida este mes, tan solo por detrás de Islas Baleares, y por encima del promedio nacional del 46,02%.

Un balance más favorable de lo esperado

En definitiva, el mercado laboral murciano registró en febrero un balance positivo, dado que tanto la caída del desempleo como el aumento de la afiliación a la Seguridad Social resultaron mejores de lo inicialmente esperado. En este sentido, la evolución de este último mes indicaría un comportamiento estable de la economía de la Región de Murcia, que daría continuidad a la favorable evolución que se produjo durante el tramo final de 2023, tal como se pondrá de manifiesto en el Boletín de Coyuntura económica que se publicará esta semana.

 

 

 

CROEM, Aválam y las entidades de crédito renuevan su acuerdo para garantizar la financiación que permita crecer a pymes, micropymes y autónomos

 

Garantizar que no haya un solo proyecto empresarial viable que se quede sin respaldo financiero por parte de las entidades de crédito que operan en la Región de Murcia. Este es el objetivo del nuevo acuerdo suscrito hoy por CROEM, Aválam SGR y las entidades de crédito integradas en la confederación con el apoyo del Instituto de Fomento de la Región de Murcia y del Instituto de Crédito y Finanzas de la Región de Murcia.

Este acuerdo es la continuación de convenios similares firmados en años anteriores. En 2019 se suscribió uno que estableció una línea de financiación de 200 millones de euros que permitió a pymes, micropymes y autónomos poner en marcha inversiones productivas destinadas a innovación, digitalización y sostenibilidad. Al año siguiente se amplió el acuerdo con una línea especial de liquidez para garantizar la viabilidad de las empresas y los puestos de trabajo ante la pandemia del COVID-19. Es acuerdo tuvo posteriores extensiones en 2021 y 2022.

En estos últimos años se han firmado además otras líneas de financiación directas con el ICREF y se han impulsado otros convenios de CROEM con el ICA para fomentar el desarrollo de las Industrias Culturales y Creativas; el ITREM, con la colaboración también del ICREF y de Aválam, para el acceso a la financiación del sector de la hostelería y el turismo; y también para la recuperación y modernización del pequeño comercio.

200 millones de euros para el crecimiento empresarial

El acuerdo rubricado hoy pone a disposición un total de 200 millones de euros a disposición de pymes, micropymes y autónomos de la Región de Murcia para su crecimiento. Son partes de este convenio CROEM, en representación del colectivo empresarial, beneficiario de esta financiación; los bancos y cajas como financiadores otorgantes de los préstamos acogidos a este convenio; y Aválam SGR como entidad avalista (hasta el 100% del aval). Pymes, micropymes y autónomos con sede social en la Región de Murcia podrán utilizar esta línea de financiación con préstamos desde 30.000 a 1.500.000 de euros.

El presidente de CROEM, José María Albarracín, estampó su firma en este nuevo acuerdo junto a Pedro Díaz (Aválam); Olga García (Caixabank); Gloria Abellán (Banco de Sabadell); Mª Dolores Pagán (Cajamar); Manuel Ruiz (Caja Rural Central); Juan Andrés Jiménez (Caja Rural Regional); Juan José Rubio (Globalcaja); Miguel Francisco Cerezo (Globalcaja); Ángel Fernández Chico (BBVA); y José Mariano Ortín (Banco de Santander).

El acto contó asimismo con la presencia de Ana López Oña, directora del ICREF, y Joaquín Gómez, director del INFO, organismos que respaldan el acuerdo suscrito con distintas líneas de ayuda para que pymes y autónomos dispongan de financiación en términos muy competitivos.

 

 

 

Valoración CROEM del IPC en enero de 2024

 

La inflación de la Región de Murcia subió seis décimas en enero, respecto al mes anterior. En concreto, la variación interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en el 3,6%, dos décimas por encima de la nacional (3,4%). Así, la Región se sitúa como la sexta comunidad con mayores aumentos de precio -sólo por debajo de Canarias, Galicia, Andalucía, Castilla la Mancha, Cantabria, y Ceuta-, y en la que más se acelera la inflación en el último mes -seis décimas, frente a tres en el conjunto del país-.

Atendiendo al comportamiento de los distintos grupos que conforman la cesta de la compra, los más inflacionistas siguen siendo Alimentos y bebidas no alcohólicas (+7,4%, cuatro décimas más que un mes antes) y Hoteles, cafés y restaurantes (+5,7%). Ahora bien, destaca la incidencia que ha tenido el repunte de los gastos asociados a Vivienda (+2,9%, desde el -5,7% de diciembre), en especial los relacionados con Electricidad (+2,4%, cuando un mes antes estaba en -17,6%). Esta evolución contrasta con la contención de los precios de Transporte (+0,6%, 2,2 puntos menos que en el mes anterior) y Comunicaciones (+0,5%, 2,5 puntos menos).

Este mes de enero, y a pesar del repunte de inflación, se mantiene la pauta general de moderación, pues la mayoría de los grupos siguen presentando una tasa anual inferior al 4% (9 de 12). Respecto a la inflación subyacente, es decir, la que excluye del cálculo los elementos más volátiles como alimentos no elaborados y energía, se mantiene prácticamente estable respecto al mes anterior (+3,8%, frente al 3,6% en diciembre), dos décimas por encima de la nacional (3,6%), que explica que la subida en el precio de la energía haya sido mayor en la Región que en el conjunto nacional.

En conclusión, la inflación de la Región de Murcia registró una aceleración durante el mes de enero, que se explica, en primer lugar, por el aumento de los precios de la electricidad, ante la retirada parcial de la rebaja del IVA que había estado vigente los últimos meses. Y, en segundo, por un repunte del componente subyacente. En todo caso, es de esperar que, a medio plazo, la inflación se estabilice en valores inferiores a los que se han alcanzado en el pasado reciente, aunque habrá que prestar especial atención a aquellos bienes de primera necesidad que afectan a las familias más vulnerables, y de los que pueden incidir en los costes empresariales, como los energéticos.

 

 

 

 

Valoración CROEM del paro registrado enero de 2024

 

El mercado laboral murciano registró un balance desigual en enero, dado que el tradicional aumento del paro vino acompañado de una fuerte destrucción de empleo, como se desprende de las estadísticas de los Ministerios competentes en materia laboral.

En particular, en el último día del mes se contabilizaron 84.965 parados inscritos en las oficinas públicas de empleo, 1.086 menos que en el mes anterior (+1,3%). Aunque se trata de una evolución desfavorable, el ascenso es más contenido que el nacional (+2,2%), y el menor en este mes desde 2017. En términos anuales, se contabilizan 7.192 parados menos que en enero de 2023, una caída (-7,8%) más intensa que la del conjunto del país (-4,8%).

Atendiendo a un comportamiento sectorial, el incremento del paro respecto a diciembre se explica principalmente por el sector Servicios (+1.257), quizás condicionado por el fin de la campaña navideña. Menos negativos fueron los registros de Construcción (+24) e Industria (+22), en tanto resultaron favorables los de Agricultura (-33) y el colectivo sin empleo anterior (-184). Por edad y sexo, se vieron más perjudicadas las mujeres (+810) que los hombres (+276), así como las personas mayores de 25 años (+1.095, frente a -9 en quienes no llegan a esa edad).

En cuanto a las cifras de ocupación, como era de esperar en el mes de enero, el número de trabajadores en alta ha caído en 7.266, lo que supone un -1,1% respecto al mes anterior, en línea con la media nacional (-1,1%) y más moderada que la de enero de 2023 (-8.123). En términos anuales, la afiliación creció en 15.354 personas respecto a enero de 2023, un 2,5% en términos relativos, que supone dos décimas que en diciembre (+2,3%), y sólo una décima por debajo de la española (+2,6%).

Si se atiende a la contratación, en enero se formalizaron 42.344 nuevos contratos laborales (un 7,5% menos que un año antes), de los que 23.680 fueron indefinidos, el 55,9% del total, el segundo mayor porcentaje del ámbito autonómico, donde se promedia un 42,7%.

La incertidumbre económica mundial incide en el mercado laboral

En definitiva, el mercado laboral murciano registró en enero un comportamiento ligeramente más desfavorable de lo esperado, que contrasta con el buen desempeño a lo largo de 2023. En todo caso, la evolución mostrada no difiere en exceso de la nacional, y posiblemente sea reflejo de las crecientes incertidumbres que se atisban en el escenario económico mundial.

 

 

 

Valoración CROEM de la Encuesta de Población Activa en el IV Trimestre de 2023

 

 

El mercado laboral murciano cerró la anualidad 2023 con un balance favorable, pues en el cuarto trimestre se produjo una mejoría de la ocupación y un intenso descenso del número de desempleados, que ha situado la tasa de paro por debajo de la nacional, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE.

En particular, la Región de Murcia contabilizó 86.200 parados, 17.600 menos que en el trimestre anterior, lo que supone una caída del -17,0%, la segunda mayor del ámbito autonómico donde en promedio se alcanza un modesto -0,9%. Por otra parte, hubo una mejora de la ocupación: 3.800 puestos de trabajo más que en el tercer trimestre, un repunte (+0,6%) que contrasta con la destrucción de empleo en España (-0,1%). De estos resultados se deriva un descenso de 2,1 puntos en la tasa de paro, hasta el 11,3%, una cifra inferior a la nacional (11,8%) y la más baja desde mediados de 2008. En todo caso, persisten las diferencias por sexo: en hombres (9,7%) es todavía 3,5 puntos más baja que en mujeres (13,3%).

En comparación con el cuarto trimestre de 2022, se contabilizan 17.600 ocupados más, por lo que el ritmo anual de creación de empleo (+2,7%) resulta más contenido que en el conjunto del país (+3,8%), si bien la caída del paro es más intensa (-11.100, un -11,4%, frente al -6,4% nacional).

Destacan Servicios y Agricultura

Atendiendo a la evolución sectorial, destaca el crecimiento en el sector Servicios, tanto en términos absolutos como relativos (+10.600 ocupados más, que suponen un +2,2% respecto al trimestre anterior), principalmente por el aumento en el número de ocupados de la Administración Pública y defensa, Seguridad social obligatoria; educación; actividades sanitarias y de servicios sociales (+10.400), Actividades profesionales, científicas, técnicas, y administrativas (+2.900), y Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (+2.200). Cabe mencionar también la evolución positiva en el número de ocupados en Agricultura (+2.700). Por el lado contrario, se destruye gran cantidad de empleo en Industria (-7.600, principalmente en la manufacturera, -6.300), y Construcción (-2.000).

Por otra parte, continúa la tendencia descendente de la tasa de temporalidad, hasta el 17,7% (-1,8 puntos), de manera que la brecha respecto a la nacional (16,5%) se sitúa en 1,2 puntos, una de las más reducidas de los últimos años. Asimismo, es el valor más bajo de esta tasa desde el inicio de la serie estadística homogénea iniciada en 2002.

El mercado laboral registra un balance muy favorable en 2023

En consecuencia, el mercado laboral murciano cerró 2023 con 11.100 parados menos y 17.600 nuevos trabajadores ocupados, un balance favorable que se sustenta en la fortaleza de la actividad terciaria. Esta evolución ha permitido reducir la tasa de paro hasta el 11,3%, su nivel más bajo desde mediados de 2008, al tiempo que se sitúa por debajo de la nacional. En definitiva, a finales de 2023, el mercado laboral murciano se ha sobrepuesto completamente de los efectos de dos crisis muy agudas sufridas en los últimos quince años -la financiera y la derivada de la pandemia-, logrando además unos mayores niveles de estabilidad laboral. En este sentido, resultaría valorable el mantenimiento de la dinámica reciente, pues la actual resiliencia del mercado laboral murciano constituye un buen punto de partida ante el proceso de desaceleración económica que, muy posiblemente, afrontará la Región de Murcia a lo largo de 2024.

 

 

 

Boletín de Coyuntura tercer trimestre de 2023. Murcia afronta una suavización del ciclo

 

Durante el tercer trimestre del año se hizo aún más patente que la economía de la Región de Murcia se encuentra en una fase de suavización del ciclo económico, no muy distinta de la que afronta el conjunto del país. Esta viene reflejada en una moderación de buena parte de los indicadores de coyuntura, y en una relajación del PIB, que habría pasado, en menos de un año, de tasas superiores al 4%, a otras consistentes, pero más contenidas, en el entorno del 1,5%.

Esta dinámica es prácticamente generalizada a todos los sectores de actividad, aunque en distinto grado. En unas ocasiones, es fruto de su propia inercia reciente. En otras, ha estado motivado por condicionantes externos. En este último caso se encuentra la producción agrícola, que en la época estival se vio afectada por unas temperaturas más cálidas de lo habitual y algunos episodios de pedrisco, que tuvieron efectos devastadores sobre algunos cultivos. No mucho mejores resultan las previsiones otoñales -donde las anomalías térmicas están produciendo daños de calado en el limón y las hortalizas- ni las de medio plazo -en las que un hipotético recorte de los caudales del Trasvase Tajo-Segura podría ocasionar pérdidas tanto en producción como en empleo-. Por su parte, la actividad industrial murciana registra el peor desempeño de las distintas autonomías, con caídas agregadas de doble dígito hasta septiembre. Éstas se explican por el mal comportamiento del componente energético y de diversas ramas manufactureras, entre ellas la química, en cuyo futuro inmediato aflora la incertidumbre derivada del impacto directo e indirecto que tendrá el cierre de las líneas de producción que algunas empresas multinacionales tienen en territorio regional. En los otros dos sectores, la situación es más diversa. En construcción, los niveles de obra pública se mantienen elevados principalmente por las licitaciones del AVE entre Murcia y Lorca, mientras se advierte cierto agotamiento en la variante residencial. En la actividad terciaria, el favorable balance estival del turismo queda empañado por la debilidad del comercio y el transporte de mercancías.

De cara al año siguiente, las previsiones apuntan a una moderación adicional del crecimiento regional, debido sobre todo a factores exógenos, como pueden ser el debilitamiento de la economía europea -principal destino de las exportaciones murcianas, los elevados tipos de interés -que afectan al consumo de familias y a la inversión empresarial, y el recrudecimiento de las tensiones geopolíticas. No obstante, a corto plazo no se vislumbra en la Región de Murcia riesgo de recesión -al contrario de lo que ocurre en algunas grandes potencias europeas, al tiempo que algunos factores podrían propiciar sorpresas positivas, como la demostrada resiliencia regional, la leve relajación de las tensiones inflacionistas, o el repunte en el ritmo de creación de empleo observado en los últimos meses. Entre los factores que podrían agravar la desaceleración, se encuentran el elevado déficit público -debido en gran parte al injusto Sistema de Financiación-, la desigual gestión de los fondos europeos, la creciente deuda comercial -que ahoga a los contratistas de la Administración-, la inexistencia de un Plan Industrial -que se podría ver agravado por los recortes anunciados en las políticas de planificación económica y la brutal caída de la inversión en infraestructuras de la Administración regional (del 30% hasta septiembre).

Finalmente, la incertidumbre a nivel nacional hace que los inversores no confíen en España, algo que debemos revertir de forma inmediata.

Boletín Coyuntura CROEM nº 63 3T 2023

 

 

 

Valoración CROEM del paro registrado noviembre de 2023

 

El mercado laboral murciano registró un balance favorable en noviembre, dado que el descenso del desempleo vino acompañado de un fuerte repunte de la afiliación a la Seguridad Social, como se desprende de las estadísticas de los Ministerios competentes en materia laboral.

En particular, en el último día del mes se contabilizaron 85.576 parados inscritos en las oficinas públicas de empleo, 684 menos que en el mes anterior, que en términos relativos (-0,8%) representa una evolución similar a la nacional (-0,9%). En cómputo anual, el descenso regional (-5.426, -6,0%) resulta algo más intenso que la del conjunto del país (-5,1%).

Atendiendo a un comportamiento sectorial, el descenso del paro respecto a octubre se explica principalmente por el sector Servicios (-740), y en menor medida por Industria (-112). En cambio, se dieron resultados desfavorables en Agricultura (+28), Construcción (+26) y el colectivo sin empleo anterior (+114). Por edad y sexo, resultaron más beneficiados los mayores de 25 años (-813, frente a +129 en quienes no llegan a esa edad) y las mujeres (-480, por -204 en hombres).

En cuanto a las cifras de ocupación, se produjo un intenso repunte de la afiliación a la Seguridad Social: 5.443 trabajadores más en alta que en octubre. Esta cifra supuso una variación mensual del 1,1%, la tercera mayor tasa autonómica, que contrasta con la caída nacional (-0,1%). Ahora bien, se trata de un comportamiento más moderado que en los dos años anteriores (+7.278 en 2022, +6.205 en 2021). En este sentido, el buen dato del último mes no ha sido suficiente para mantener el ritmo anual de creación de empleo. En particular, si se compara con noviembre de 2022, la afiliación creció en 14.036 personas, o un 2,2% en términos relativos, tasa tres décimas inferior a la de octubre (+2,5%) e inferior a la española (2,6%).

Si se atiende a la contratación, en octubre se formalizaron 52.903 nuevos contratos, de los que 32.381 fueron indefinidos, el 61,2% del total, porcentaje 20 puntos más elevado que el nacional (41,5%) y el segundo más alto de las distintas Comunidades Autónomas, tras Baleares.

Menos paro, más empleo y mayor estabilidad laboral en noviembre

En definitiva, el mercado laboral murciano cerró noviembre con un balance marcadamente favorable, pues el descenso del desempleo protagonizado por el sector Servicios vino acompañado de una intensa mejora de los trabajadores en alta en la Seguridad Social. De hecho, la Región de Murcia destaca por encontrarse entre las Comunidades Autónomas en las que creció con mayor intensidad el empleo durante noviembre. Circunstancia que además vino acompañada de una mayor estabilidad laboral, dado que más de seis de cada diez nuevos contratos fueron indefinidos, proporción muy superior a la nacional y solo superada por Baleares. Por último, ritmo anual de crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social se mantiene en tasas sólidas, superiores al 2%, aunque con una pequeña desaceleración respecto al mes anterior.