Cáritas, Jesús Abandonado, Banco de Alimentos del Segura y las Hermanitas de los Pobres, destino de las ayudas del fondo de aportaciones empresariales de CROEM

Que todos los colectivos que trabajan por los más desfavorecidos cuenten con medios y recursos para atender las múltiples demandas que reciben. Este ha sido el objetivo del fondo de aportaciones empresariales habilitado por CROEM al inicio de la crisis provocada por el COVID-19 y que, gracias a la generosidad de las empresas, ha permitido que Cáritas, Jesús Abandonado, Banco de Alimentos del Segura y las Hermanitas de los Pobres puedan seguir atendiendo las múltiples demandas que reciben de las personas más desfavorecidas y necesitadas de atención.

A la aportación propia de CROEM se unieron las del Grupo Albarracín, Marvimundo, Procomel, Bodegas Juan Gil, Pequeña Moma, Caja Rural San Agustín, Coinbroker, la Asociación de Empresarios Hortofrutícolas, Andrés Gil, Jamaro Recreo y Ocio, y hasta algún particular, que permitieron comprar productos de primera necesidad como aceite, leche, harina, carne y pescado congelado, legumbres o latas de atún, entre otros. A las Hermanitas de los Pobres se les financiará la adquisición de material y recursos técnicos para sus instalaciones.

El fondo de aportaciones empresariales sigue abierto para seguir atendiendo necesidades, por que asociaciones, empresas o particulares que quieran colaborar lo pueden hacer en la cuenta ES6420383011436000606717.

Gracias por vuestra colaboración.

 

2020-05-14T11:26:19+01:00 14/05/2020|
X