Ecoembes denuncia que Greenpeace “atenta” contra el esfuerzo que se hace en materia de reciclaje

En relación a la presentación por parte de Greenpeace del documento “Reciclar no es suficiente” en el que ha abordado la gestión de residuos de envases plásticos en España, Ecoembes manifiesta la siguiente posición:

  • En Ecoembes compartimos la preocupación por el problema de la contaminación plástica y trabajamos día a día en contribuir a hacer posible el reciclaje y eliminar la basuraleza de nuestros entornos naturales.
  • En cualquier caso, estamos decepcionados ante lo que consideramos una manipulación que atenta contra el esfuerzo que realizan miles de personas diariamente con el reciclaje. De hecho, consideramos que es una gravísima irresponsabilidad confundir al ciudadano con mentiras como que los envases que van al contenedor amarillo no se reciclan.
  • Respecto a las acusaciones sobre la exportación a Malasia, es rotundamente falso que ningún solo material que haya salido de las plantas de selección de envases que tratan los residuos del contenedor amarillo, haya sido exportado a este país. Instamos a Greenpeace a que lo demuestre con pruebas.
  • Es rotundamente falso que en nuestro país se recicle solo el 25% de los envases de plástico. En 2017, último año con datos oficiales, se reciclaron en España el 69,7% de envases domésticos de plástico (y si tenemos en cuenta todos los envases domésticos que van al contenedores amarillos y azules gestionados por Ecoembes –envases de plástico, metal, papel, cartón, y briks– el porcentaje de reciclado se eleva hasta el 77,1%).
  • En lo relativo a los datos, el documento presentado por Greenpeace no tiene en cuenta que son las más de 8.000 administraciones locales españolas las que proveen y verifican los datos de reciclaje de envases domésticos que nuestro país reporta a la Unión Europea y Eurostat y que, si fuera cierto que se recicla mucho menos de lo se publica, se estaría dando a entender que están cometiendo un fraude, y por consiguiente para con sus ciudadanos. Asimismo, se obvia que para garantizar la trazabilidad de estos datos, en nuestro país se realizan más de 14.000 auditorías y controles de calidad anuales del proceso.
  • Llama la atención que para esta publicación se estén utilizando datos que no tienen representatividad estadística – de hecho, Greenpeace reconoce que solo ha tenido en cuenta un mínimo campo de análisis de 300 muestras– y que además provienen únicamente de aquellas Comunidades Autónomas en las que se ha intentado introducir un Sistema de Depósito Devolución y Retorno (SDDR). Un ejemplo más de que el único objetivo de este informe es justificar el interés en la imposición de un modelo de reciclaje que no supone ninguna mejora medioambiental, económica o social, salvo para el fabricante de las máquinas de vending necesarias para su funcionamiento.
  • En este sentido, es urgente que el Ministerio de Transición Ecológica, tal y como se le ha solicitado formalmente desde 2014, ponga en marcha un observatorio de acreditación de cifras que evite la creación de este tipo de conclusiones en aras del rigor y la transparencia en el sector de los residuos. También se ha ofrecido a Greenpeace la posibilidad de a auditar los datos de reciclaje de envases domésticos, en distintas ocasiones, y siempre se ha rechazado. Posibilidad que aún sigue abierta en clara sintonía con nuestra política de transparencia.
  • En definitiva, pedimos responsabilidad, ya que nos jugamos mucho en materia de medio ambiente. Tenemos que seguir animando a los ciudadanos a reciclar los envases, puesto que sería una catástrofe que el hábito de reciclar decreciera, poniendo en peligro todo lo conseguido en nuestro país en los últimos 20 años.
2019-03-11T13:34:44+00:00 11/03/2019|
X